Buscar
  • Valeria Obregon

Todo tiempo llega



No hay fecha que no se cumpla, plazo que no se venza, ni deuda que no se pague. Y mi tiempo de venir a estudiar ya llegó. Apenas llevo una semana  y ya he vivido muchísimas cosas. Se me hace curioso como siempre buscas y encuentras cosas conocidas en un lugar tan ajeno. Pero de lo que les quiero hablar hoy es de algo un poquito diferente.

En la escuela donde me estoy quedando te ponen siempre de compañero de cuarto a alguien de una cultura totalmente diferente a la tuya pero que de cierta forma tengas cosas en común para que aprendas algo diferente pero sin que sufras y te estreses. Entonces mi compañera de cuarto es de Etiopía, un país en Africa, entonces toda esta experiencia a sido increíble.


Para que se den una idea, el segundo día que llegué me estaba enchinando las pestañas con un enchinador o rizador, como le llamen, y noté que se me quedo viendo sorprendida como si me estuviera sacando el ojo o algo así y resulta que nunca antes lo había visto y aun que pueda ser algo super cotidiano y que damos por sentado que todo mundo conoce no es cierto. Entonces le expliqué para que servía y le dije que iba antes del rímel, pero resulta que tampoco sabía que era rímel, entonces le pregunte que si sabía que era el maquillaje y al parecer lo único que conocía eran los labiales pero todo lo demás era desconocido y nuevo para ella y mientras yo le explicaba algunas cosas ella me miraba como si fuera yo la diosa del maquillaje, y para los que me conocen ustedes saben que nada que ver, siento que uso lo normal pero bueno lo que se me olvida es que en mi internado no existe lo ‘normal’.


La segunda experiencia que tuve con ella que me saco muchísimo de onda fue cuando decidimos ir un día a la piscina y ella me comentó que no sabía nadar, lo cual no me sorprendió, pues ya he conocido personas que no saben nadar antes. Al principio como que no quería ir pero la convencí al decirle que yo le iba a enseñar y que nos íbamos a quedar en la parte baja de la alberca. No traía traje de baño entonces me ofrecí a prestarle uno pero yo solo traía bikinis y por supuesto que no quizo usar uno, ya que en su país eso es mal visto, entonces conseguímos un traje completo que le quedo y nos dirigímos a la alberca. En el camino le pregunte acerca de su experiencia con el agua y me dijo que nunca se había metido a una alberca pero aun ahí no me cayó el veinte. Entonces llegamos todas saltamos y le dije que se metiera pues realmente el agua no estaba profunda entonces empezó a meter sus piernas y yo observe su cara de susto, como cuando el agua esta muy fría y la tocas, básicamente esa misma cara, pero lo raro es que el agua no estaba fría, estaba de hecho calientita, entonces yo para tranquilizarla le dije que el agua no estaba fría y ella me explicaba que no era eso y yo no entendía que le pasaba. Se tardó bastante tiempo en meterse hasta los hombros porque estaba espantada hasta que le pregunté que si  se había metido antes a algún lago, río o incluso mar y su respuesta fue un no.

Ahi comprendí que su cara de susto y la razón por la cual no podia solamente saltar en la alberca como las demás es porque ella nunca había estado dentro del agua en toda su vida. Su cara de susto era porque la sensación de estar bajo el agua era totalmente nueva para ella. Entonces fue cuando recordé mi trabajo del verano que fue en un campamento de niños pequeños donde tenían una clase de natación y les daba miedo meterse, ella estaba sintiendo esa misma sensación solo que 10, 15 años después que los niños de mi campamento. Entonces estuve como una hora con ella haciéndola caminar en el agua, meter la cabeza un par de segundos debajo del agua y haciéndola flotar por primera vez.

Fue una experiencia muy bonita ya que jamás me había puesto a pensar que había personas que nunca habían estado debajo del agua, tal vez porque desde que yo tengo memoria esa sensación es conocida para mi. Pero esto me ayudo a primero valorar las oportunidades que he tenido y segundo a no dar nada por sentado, cuando estas en un internado y en una escuela internacional donde hay muchas personas conviviendo de diferentes países, que hablan diferentes idiomas, su cultura es diferente, he incluso tienen diferentes estándares de lo que esta bien y lo que esta mal, no puedes suponer algo.

Como mencioné al principio solo llevo una semana aquí entonces se que como este tipo de experiencias tendré mas y probablemente llegue un momento donde yo este del lado de mi compañera de cuarto cuando alguien me enseñe algo que yo jamás había escuchado o hecho y estaré dispuesta a enfrentar el reto de la misma forma que lo hizo mi compañera con valentía y ganas.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo