Buscar
  • Valeria Obregon

Conviviendo con personas 24/7



Uno de los cambios más radicales en mi vida fue el nunca estar sola. Y a lo que me refiero con esto es que siempre hay personas a tu alrededor; vas a la escuela y están tus compañeros y maestros, terminas la escuela y vas a la residencia y hay como veinte personas en el lobby, subes en el elevador donde vas con otras diez, llegas a tu corredor donde te encuentras a dos niñas en el baño y entras a tu cuarto y  está tu compañera de cuarto. No es una queja, sin embargo es una experiencia totalmente nueva para mi y a lo que definitivamente no estaba acostumbrada tomando en cuenta que siempre he tenido un cuarto sola.


El día de hoy les voy a platicar acerca de como funciona o como he visto que funcionan las cosas en una “boarding house”. En México es muy famosa el agua de horchata y para los que no la conocen, es una agua fresca hecha a base de arroz con canela. Esta agua fresca es de mi favoritas entonces por eso antes de venirme mi mamá me compró unos sobres instantáneos para hacerla. Hace un par de días empecé a extrañar la comida mexicana y decidí hacer el agua de sobresito, yo estaba muy orgullosa de que había traído desde México agua de horchata, por eso le empecé a decir a todos los que me encontraba en mi camino, que el día de hoy iba a hacer ‘agua de horchata’, la mayoría claro jamás habían escuchado de ella y muchos menos probado, por eso se quedaron intrigados.

Con mis amigas, las otras latinas, fuimos a conseguir hielos, jarras, cucharas, todo para poder prepararla. Cuando por fin llegó el momento de hacerla, varias personas llegaron a la cocina común emocionados de mi famosa  “agua de México”. La primera persona en probarla desde luego fui yo, le di un sorbo y me di cuenta que estaba malísima, no se parecía ni un poco al sabor de una verdadera horchata. Enseguida de que di el primer trago y me di cuenta que esto no iba a funcionar, ya tenía a varias personas queriendo probarla cuando en realidad a lo que sabía era a agua con azúcar, literalmente. No me quedó mas opción que darles a probar pero aclarando antes que así no sabe la verdadera agua de horchata.


En el momento en que yo los invité a que fueran a probarla otras personas llevaron comida para compartir. Termino habiendo chocolates, dulces e incluso nieve. Otro niño llevo su laptop y con mi bocina terminamos poniendo música, cantando y bailando. En un segundo y solamente por un impulso de querer hacer un agua se podría decir que se organizó toda una reunion.


Entonces sí me pidieran resumir como es la experiencia de vivir en una residencia con personas todo el tiempo creo que sería con esta anécdota. Tal vez, a veces si quieres tu espacio y puede llegar a ser un poco estresante no encontrar tiempo para ti, pero también imagínense vivir con tus amigos. Si les quieres platicar algo solamente caminas unos pasos y llegas a su cuarto. Siempre hay personas dispuestas a escucharte y ayudarte. Hay una infinidad de actividades que puedes hacer y siempre va a haber alguien que saque un plan de repente.


Así que si vivir con muchas personas todo el tiempo es bastante diferente y ya decides tú si lo tomas positivo o negativo. ¡Yo decidí tomarlo positivamente!

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo